México debe confirmar a inversionistas que es una economía abierta

Los inversionistas internacionales tienen claro que los próximos meses serán muy complicados para México ante el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); el efecto de la reforma fiscal de Estados Unidos en el mundo; la normalización de tasas de Estados Unidos y el proceso electoral, coincidieron estrategas de Bank of America Merrill Lynch (BofA-ML), Barclays y la aseguradora de riesgo Coface.

Por ese contexto de retos México debe llegar al Foro de Davos a confirmar a los inversionistas que sigue siendo uno de los países más abiertos, matizó aparte el Profesor e investigador de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana, Gabriel Pérez del Peral.

Además, se debe evidenciar que se ha respondido oportuna y correctamente a los embates que han propiciado periodos de volatilidad, destaca el economista para Estados Unidos y Canadá de BofA-ML, Carlos Capistrán.

El Foro de Davos otorga a los líderes empresariales la oportunidad de identificar las oportunidades de inversión en diversos sectores, explica el CEO de Coface, Bart Pattyn.

Como la realidad económica del mundo es positiva para avanzados y emergentes, se puede anticipar un ambiente optimista con intenciones de encontrar buenas oportunidades de negocio, destaca.

“México no será el mercado estrella de Davos, pero sí tiene mucho interés y necesidad de estar presente, hablar y negociar acuerdos y fortalecer su voluntad de consolidar un avance en los acuerdos de cooperación e inversión también en Asia y Europa”, consigna Pattyn.

EL ATRACTIVO MEXICANO

De acuerdo con Raúl Martínez Ostos, director de Barclays en el país, México es un punto estratégico que ofrece importantes oportunidades de largo plazo. Esta percepción se puede identificar claramente con las posiciones que los inversionistas tienen en México.

“Sí hubo preocupación y se observó en la volatilidad de corto plazo. Había preocupaciones genuinas sobre el 2017, y se preveía que sería muy complicado y adverso. Pero en la medida que Estados Unidos, flexibilizó su discurso, el mercado se calmó y se lograron inversiones récord en sectores como energía e infraestructura”, refirió.

De acuerdo con Carlos Capistrán, de BofA-ML, los inversionistas tienen claro que México se mantiene abierto al comercio internacional, independientemente de que otros países vayan en sentido contrario. Comenta que también reconocen que las autoridades fiscales, monetarias, y comerciales han reaccionado correctamente a los retos e incertidumbre por los eventos referidos.

El catedrático e investigador de la Universidad Panamericana afirma que México se mantiene como uno de los líderes en economías emergentes; ante su estratégica posición geográfica; es uno de los países más abiertos al comercio y tal como lo ha resaltado el secretario de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, José Ángel Gurría, ha logrado pasar el mayor número de reformas estructurales a partir de un acuerdo entre partidos políticos.

EL DIAGNÓSTICO

Ciertamente hay incertidumbre en el contexto global y doméstico, admite Capistrán, al recordar que estamos en el año del proceso electoral más grande, pues no sólo se renueva al presidente, sino al Congreso federal, los locales y varias gubernaturas.

“Todo hace que los siguientes meses sean difíciles y así lo entiende el mundo. Pero los inversionistas ven que las políticas públicas han reaccionado. La tasa de interés está en 7.25%, es decir, se encuentra arriba de la inflación, que está en 6.77%, lo que es una medicina adecuada que nos hace pensar que la inflación está por ceder. Vemos a la política fiscal haciendo lo que debe hacer, que es responder con un superávit primario”, detalla.

Las dos principales políticas macro, se movieron en respuesta a lo que ha venido pasando, con anticipación y respondiendo de forma oportuna cuando el contexto lo ha requerido, considera. y es esta gestión de la economía es parte de lo que da certidumbre a los inversionistas.

LA DELEGACIÓN MEXICANA EN AUMENTO

El Foro de Davos, en su versión 48, inicia este martes en Suiza. Está confirmada la participación de nueve empresarios de México, como Carlos M. Jarque, director ejecutivo  de asuntos internacionales en América Móvil; el CEO de Cinépolis, Alejandro Ramírez; David Coppel Calvo, de la Junta Directiva de Coppel; el presidente ejecutivo de FEMSA, José Antonio Fernández; el vicepresidente ejecutivo de Grupo BAL, Alejandro Baillères; y el CEO de Grupo Salinas, Pedro Padilla Longoria, entre otros.

Los funcionarios públicos que encabezan la delegación mexicana son los secretarios de Hacienda, José Antonio González Anaya, y de Economía, Ildefonso Guajardo. Completa la comitiva los directores de Proméxico, Pablo Carreño; Pemex, Carlos Treviño, y el de Comisión Federal de Electricidad, Francisco Hernández Martínez.

Funcionarios del gobierno confirmaron a El Economista que podrían seguir aumentando la delegación mexicana con líderes del sector público y que está por definirse la llegada del subsecretario de industria y comercio, Rogelio Garza; así como la del director de Bancomext, Francisco González.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *