Empleadas domésticas, 10 mil niñas en Oaxaca

No pasa sólo en programas la televisión, las niñas se dedican al trabajo doméstico a cambio estudiar o ayudar a sus padres a conseguir dinero, esto sucede en Oaxaca.

El Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes reportó en 2011 a 52 mil 901 niños y niñas que no estudiaban ni trabajaban, pero realizaban quehaceres en el hogar, todos ellos tenían entre 5 y 17 años.

En ese mismo año, la Comisión Nacional de Derechos Humanos inició una investigación en Oaxaca contra la compra y venta, hasta por 3 mil pesos, de niñas menores de 15 años para realizar labores domésticas.

Dos años después, en el 2013, el Fondo de las Naciones Unidas registró 10 mil 104 casos de niñas oaxaqueñas de entre 12, 13 y 14 años que cobraron por realizar quehaceres en casas ajenas.

Constató que el 30% de ellas no contó con educación básica y aprendió las labores durante su estancia en casa; así mismo señaló que 6 de cada 10 trabajaron para poder tener acceso a la educación, mientras que 23% fue para ayudar a sus padres; se detalló que 12% lo hizo para sostenerse a sí mismas y 5% no recibió remuneracion alguna.

“Son pequeñas a quienes se les maltrata porque no realizan las tareas como un adulto. A menudo, son engañadas por los empleadores, quienes le prometen enviarlas a la escuela a cambio de trabajo doméstico, pero muy rara vez cumplen. Una vez que aceptan, se encuentran en casas lejos de su hogar y su familia, obligadas a realizar tareas que no les gustan.” detallaría sobre el tema la Secretaría de Gobernación.

Por su parte el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación abundó en 2016 que la mayor parte de trabajadoras domésticas de planta en el país son originarias de Oaxaca, Puebla, Veracruz, Hidalgo y Estado de México, “son hijas de familias numerosas en condiciones de pobreza y la causa inmediata para comenzar a trabajar como empleadas domésticas fue el agravamiento de la situación económica de la familia sumado al deseo de conocer la capital e independizarse.” reportó.

Alta vulnerabilidad

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las menores de edad que laboran en el servicio doméstico constituyen uno de los grupos más vulnerables por sus condiciones, que usualmente involucran largas jornadas desempeñadas detrás de puertas cerradas, ocultas en la privacidad del hogar de otras personas, lo que dificulta los esfuerzos por brindarles protección contra abusos y explotación.

El Módulo de Trabajo Infantil del Instituto Nacional de Estadística y Geografía cuenta a 43 mil 241 niños de 5 a 14 años de edad trabajando en Oaxaca por más de 35 horas a la semana y sólo a 7 de cada 10 de ellos recibiendo una remuneración por su labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *