¿Sabes cuál es la película más terrorífica que ha sido prohibida en 46 países?

Hay películas de terror que parecen de comedia, tan predecibles que eliminan el factor sorpresa, en cambio hay otras que terminan siendo un verdadero trauma para toda la vida. Pero ninguna de ellas se compara a ‘Faces of Death’, una de las cintas más desquiciadas que se hayan filmado en los últimos 50 años.

Presentado como un documental al puro estilo gore, donde además de mucha sangre, tortura de animales hasta llevarlos hasta el martirio, muertes en silla eléctrica, hay cadáveres pulverizados al caer de un avión, cuerpos en la morgue, suicidios y la exposición de cerebros, han dejado en shock a los espectadores, que dicen, hay una gran diferencia entre ver efectos especiales a cosas que sucedieron en la vida real.

‘Faces of Death’ está cumpliendo 40 años desde su estreno, y cómo la película más impactante de los últimos tiempos, hay varias historias que vuelven a salir de la luz. En 1985, un profesor de California, obligó a sus estudiantes a ver el filme, de tono descontrolado, las alumnas Deanne Feese y Sherry Forget, quisieron salir del salón de clases, después de casi desfallecer, al ver como un par de focas eran golpeadas a batazos hasta morir. El profesor, Schwartz, se los impidió.

Su director, Conan LeCilaire, siente con orgullo que la película estrenada en 1978, siga siendo considerada, como una película de culto. Confiesa que la idea surgió de una oferta de la compañía cinematográfica japonesa, Tohokushinsha. Quien le ofreció un documental repleto de escenas con animales brutalmente asesinados.

De ahí la idea de complementar la cinta con imágenes explícitamente descriptivas, con la de un gorila que fue asesinado a martillazos y posteriormente se exhibe su cerebro, e incluso, el de la morgue con varias partes de cuerpos humanos desmembradas.

LeCilaire, se propuso encontrar suficientes imágenes gráficas para completar una película. Fue a organizaciones de noticias y compró una foto de una mujer que saltaba a su muerte desde un edificio de apartamentos, así como las consecuencias de varios accidentes automovilísticos.

El verdadero éxito de “Faces Of Death”, se dio en los primeros años de la década de los 80´s, con la revolución tecnológica del Beta a VHS, como si su contenido no fuera lo suficientemente morboso, en la carátula de la película de 18 X 10, con el rostro de un muerto, destaca la leyenda “Prohibida en 46 países” Como suele pasar, a mayor, perturbación, mayores son las ventas.

Pero luego, las consecuencias. En 1986, Tras ver “Faces of Death” tres adolescentes asesinaron a uno de sus amigos. Rodd Mathews, que tenía 14 años, mató a uno de sus amigos a batazos.

En realidad, la película sólo estaba prohibida en el Reino Unido, donde exhibir filmes desagradables, era un delito. Pero después de que los niños se convirtieran en delincuentes, se habló de reformas, varias psicólogos advirtieron que “Faces of Death podría “interferir con el desarrollo de los niños y su actitud hacia la muerte”. La cinta se volvió un boom, que le dio a ganar a LeCilaire alrededor de 10 millones de dólares.

De hecho, la película se volvió tan trascendental para el cine, que el propio Steven Spielberg, le rindió tributo en ‘Indiana Jones y el templo maldito’, donde exhibe los cerebros de los gorilas.

Las estudiantes, que fueron obligadas a ver la película en el aula, ganaron 100 mil dólares tras demandar a la escuela.

Pero después de 40 años, muy pocos saben, que aunque “Faces of Death” tiene pocas escenas reales, en su mayoría fueron rodadas bajo un set hollywoodense, con actores profesionales. El haberlo presentado como un documental, sólo fue parte, de otra estrategia publicitaria.

Aún así, con el bombardeo de violencia a la que estamos expuestos todos los días en la tele, en las noticias o en la calle, este tipo de filmes es para los que tienen temple de acero. Es mejor cuidar nuestros pensamientos y enfocarnos en cosas positivas todos los días.

Con información de https://www.sopitas.com/943353-faces-of-death-prohibida-46-paises/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *