Un Tri sin idea sucumbe ante una Argentina sin “estrellas”

– Sin sus principales figuras, Argentina superó 2-0 a una deslucida e intrascendente selección de México, en el primero de dos juegos amistosos que se realizan en suelo argentino.

Los goles fueron anotados por Rodrigo Funes Mori e Issac Brizuela en su propia puerta, en juego disputado en el estadio Mario Alberto Kempes, en Córdoba, de tristes recuerdos para el equipo mexicano, porque fue aquí donde hace 40 años la selección tricolor sufrió la peor de sus humillaciones en una Copa del Mundo: fue goleada 6-0 por Alemania en el Mundial Argentina 78.

La presentación mexicana no pudo ser de la peor manera, ya que las primeras dos ocasiones claras de gol, en los primeros dos minutos del pitazo inicial –en una, Raúl Jiménez impactó el balón en el travesaño del arco defendido por Agustín Marchesín, y en la otra Marco Fabián fue incapaz de capitalizar frente al guardameta-.

Y fue todo lo destacado por la selección visitante, que sigue sin ganarle a la albiceleste en territorio argentino.

El martes, en Mendoza, volverán a enfrentarse mexicanos y argentinos, a la espera de una mejoría del equipo dirigido de manera interina por el brasileño Ricardo “Tuca” Ferretti, testigo fiel de la mala noche de sus discípulos, sin ideas claras, sin rumbo, sin ánimos de hacerle frente a un adversario, que sin ofrecer su mejor repertorio hizo lo necesario para imponer sus condiciones en un estadio con capacidad para 50 mil personas, pero que esta vez no convocó ni a la mitad de los espectadores.

Guillermo Ochoa se perfilaba como la figura del juego hasta que al minuto 44 un cabezazo de Rodrigo Funes Mori, tras el cobro de una falta fuera del área, sorprendió al guardameta mundialista.

Y luego el juego transitó entre bostezos y silbidos de los aficionados. Pero antes, Ochoa contuvo un remate de media vuelta de Paulo Dybala.

Para el complemento, de entrada Ricardo Ferretti ordenó cuatro movimientos, y México logró por momentos el control del juego, pero sin trascender ni elaborar acciones ofensivas.

Isaac Brizuela ingresó de cambio por el capitán Miguel Layún al 79’, y 4 minutos después anidó en su propia meta el centro por derecho de Saravia.

Por ahora, Argentina incrementó la cuenta en 18 juegos disputados contra los mexicanos, con un saldo de seis triunfos para la albiceleste, nueve empates y tres tropiezos.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *