Reajuste a partidos podría orillarlos a buscar dinero “donde no queremos que lo busquen”: INE

-Lorenzo Córdova considera que le corresponde a los partidos políticos hacer un balance sobre los montos que reciben, asegura que si las Oples desaparecen, el INE tendría que elevar sus gastos de operación

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aclaró que no se está en contra de la austeridad, pero advirtió que antes de promover ajustes al financiamiento público que reciben los partidos políticos, desaparecer los Organismos Públicos Electorales en los estados (Oples) o permitir que el Congreso de la Unión designe a funcionarios electorales, hay que analizar las consecuencias para no propiciar problemas “mucho más graves” de los que se busca solucionar.

Luego de inaugurar hoy en Cancún el Macro Módulo de Atención del INE, el más grande de México, Córdova fue cuestionado sobre el exhorto hecho por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para que los partidos renuncien al 50% del financiamiento que reciben del gobierno federal, así como a la propuesta impulsada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para desaparecer los Oples.

En el primer tema, consideró que corresponde a los partidos políticos hacer un balance sobre los montos que reciben, de acuerdo con la Constitución, y si deben o no disminuir.

Córdova declaró que vale la pena hacer un ejercicio “serio y objetivo” en torno a las necesidades de gasto de los partidos políticos, para que se determine un “ajuste racional”, pero alertó que la ausencia de financiamiento público o si éste disminuye demasiado, puede orillarse a los institutos políticos a buscar el dinero, sin importar su procedencia.

“Es muy importante que se revise si lo que hoy se está entregando a los partidos es mucho y si tiene que racionalizarse y, eventualmente, reducirse; pero hay que hacerlo bien, porque si se cierra demasiado la llave, puede ser que coloquemos a los partidos en la necesidad de ir a buscar dinero en donde no queremos que lo busquen”, destacó el presidente del INE.

Subrayó que “nadie está en contra de la austeridad”, pero aclaró que si lo que se quiere es abaratar el costo de las elecciones, deben cumplirse cuatro condiciones.

Es decir, no vulnerar la autonomía de las autoridades electorales; no poner en riesgo los procedimientos que le inyectan certeza a los procesos electorales; no romper las condiciones de equidad de la contienda, y no poner en riesgo la pluralidad política y su representación.

Como ejemplo de vulnerar la autonomía de las autoridades electorales, citó la propuesta de que sea el Congreso de la Unión el que los designe.

Desaparecer los Oples, gasto dramático: INE

Sobre la desaparición de los Oples para ahorrarse gastos, explicó que dicho ahorro sería marginal e implicaría aumentar “dramáticamente” los gastos de operación del INE, además de la “refundación” del sistema electoral mexicano y del propio instituto.

“Si desparecen los Oples y el INE tiene que hacer, además de lo que hoy hace, lo que hacen los Oples, el costo de operación del INE aumentaría dramáticamente (…) alguien va a tener que hacer la chamba que hacen los Oples, que no es poca, ¿quién la va a hacer?: El INE, que va a tener que crecer y al final el ahorro será marginal.

“(…) habría que refundar el sistema electoral mexicano y reinventar al INE para suplir las funciones de los Oples, o sea, no es nada mas ‘cuánto cuestan los Oples y desaparecerlos y ya’. La discusión no se puede simplificar sin medir las consecuencias”, insistió.

Urna electrónica, vía de ahorro real

Cordova Vianello indicó que si se quiere ahorrar, habrá que avanzar hacia la operación de la urna electrónica, como la que ya se usa en Brasil o como el prototipo de boleta electrónica diseñada por el INE, el usado por el Instituto en Jalisco y Coahuila.

Los ahorros -dijo- serían por 3 mil 500 millones de pesos durante cada elección. También abrió la posibilidad de reducir el financiamiento público que, por la vía local, se entrega a los partidos y que representa el 70 por ciento de lo que reciben los Oples.

Ambas medidas, la urna electrónica y el reajuste del financiamiento público local, generaría un ahorro de 4 mil 500 millones de pesos anuales, precisó.

El funcionario inauguró aquí el Macro Módulo de Atención Ciudadana más grande del país, cuya superficie es de 456 metros cuadrados; dispone de espacios adecuados para las y los 40 funcionarios que prestan sus servicios en las instalaciones; cuenta con 18 estaciones de trabajo y cada una de ellas podrá realizar hasta 121 atenciones por día, teniendo una capacidad para efectuar más de dos mil 100 trámites diarios.

Posee una sala de espera con capacidad para 100 personas y la plaza comercial en donde se ubica, cuenta con más de 700 cajones de estacionamiento.

Nota Originalmente de El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *